sábado, mayo 06, 2006

Los primeros días

Yo llegué un jueves. El viernes, pude hacer algunas vueltas que creo se deben hacer en ese primer día.

Uno debe ir a una oficina llamada Centre de Resources Humaines para obtener el NAS, Numero Assurance Social o algo así. Hay varias en Montreal. Yo estuve en Longueil. La atención excelente. Uno hace una fila de 0 o 1 personas, máximo. Luego de que le toman a uno los datos, se debe esperar a ser llamado a alguno de los cubículos. Allí lo atienden a uno, le toman los datos de la Confirmación de Residencia y le dicen que debe esperar de 4 a 8 semanas para recibir el número. Aquí la seguridad social no tiene nada que ver con la salud. Tiene que ver con el empleo o mejor dicho, con el desempleo. De cualquier manera le entregan a uno un certificado que dice que uno ya solicitó el NAS y un instructivo explicando por qué la tarjeta que le va a llegar por correo se debe quedar en la casa y no se debe llevar con uno, jamais!

Luego estuve en el consulado colombiano, en el centro de la ciudad. Muy amable la señorita peruana (o ecuatoriana) que lo atiende a uno. Ojo con necesitar autenticar poderes o vainas. US$27 el papel. Permisos de salida de niños, US$17. Muy amables, todo fácil. Era necesario, para mi vuelta, hacer una consignación en un banco en el 1er piso. Ni siquiera hay que salir del edificio. Fila de 0 o 1 persona y listo. En el consulado se debe hacer la gestión de la inscripción. Simplemente ellos necesitan saber dónde vive uno y su teléfono. Se llena un formato simple y gratuito. Igualmente, le "regalan" a uno una traducción del pase, para poder hacer las vueltas de la licencia de conducción quebequense.

El mismo viernes pude sacar el carnet de la biblioteca pública. No sé si les conté.

El fin de semana, en el chalet de mi amigo. Cerveza, vino, comida, televisión, bosques, lagos. Luego les cuento más detalles de cómo viven ellos.

El lunes, mi objetivo era hacer la vuelta de la Assurance Maladie, es decir el seguro de enfermedad (debería ser el seguro de salud, no?). Tratando de averiguar la dirección del sitio, tomando un número de uno de los folletos del aeropuerto, recuerdan?, me dijeron que efectivamente no era ahí y me dieron otro número. Resulta que el sitio al que llamé es el Centro de Integración de no se qué. Los famosos "carrefour". Pues bien, me dieron cita para el lunes 7, para el lunes 14 y para el 21 o 22, no recuerdo, para unas sesiones de información. Creo haber entendido que cada sesión es de 4 días y medio. No puedo imaginar qué tanto le puedan informar a uno durante casi 3 semanas completas. El lunes les contaré.

Con el tema del Assurance Maladie, resultó que no era necesario ir a ninguna parte. Una niña muy querida, lo atiende a uno, en español si se quiere, yo quise, y le toma todos los datos para enviarle a uno por correo el formulario y las instrucciones. Se supone que llega en menos de una semana. El mío no ha llegado. Con el formulario, la visa, la confirmación de la residencia permanente (copias) y con una certificación autenticada por notario o abogado del dueño de la casa donde uno vive, se presenta uno no sé aún dónde. El plazo máximo que tengo es el 15 de junio. Se supone que estaré asegurado el 1 de julio, lo cual me parece super rápido.

Con la necesidad del Internet, decidí comprar una conexión. Bell vende unas cajitas con todo adentro.: el módem, los cables, las instrucciones, todo. La conexión es por teléfono, pero no interfiere con las llamadas. Para poder comprar se necesita o una tarjeta de crédito o una cuenta bancaria. El mismo lunes fui al banco con mi amigo y ahí mismo, con el sólo pasaporte (el carnet de la biblioteca gustó mucho también), uno abre una cuenta. Corriente. Con cheques. Es curioso, sólo le entregan a uno 4 cheques, en una hoja, sin chequera. Que cuando necesite más, vuelva. El dinero sólo lo pude consignar el martes, porque ya habían cerrado las cajas. El dinero se puede consignar en los cajeros, en efectivo! Nunca me dijeron: "Es que tiene que traer tantos millones para abrir una cuenta". Seguro se puede con un dolar.

Desde el martes por la tarde, hasta el viernes, al chalet. Vino, cerveza, camarones, pizza, dominó y trabajo! Nunca había hecho tanto trabajo físico en mi vida! Botas pantaneras, guantes, protectores para los oídos y a cortar leña mijito! Tienen todas las herramientas para todo y todo es muy seguro, pero igual, el trabajo super agotador. Creo que era merecido compensar las atenciones de mi amigo. Además, aproveché para aprender todas las cosas que sabe sobre madera, bosques, seguridad, clima, etc. La leña que recolectamos es para el invierno, pero no para el que viene sino para el del año siguiente. Son muy planeadores y organizados.

Hoy salgo para la casa de mi amigo Mauricio y me quedo allá hasta mañana. Vamos a ver que nos puede contar y que les puedo adelantar. Él pudo asistir a una sesión esta semana con L'Ordre des Ingenieurs. Si tiene Internet, y tengo tiempo, les prometo que publico otro artículo con detalles de la vida acá (extractos de una conversación que tuve con mi papá)

Hasta la próxima!

1 comentario:

  1. Anónimo8:18 p. m.

    Excelentes artículos y muchas gracias por los tips que realmente son muy valiosos, espero que pueda conseguir empleo rapidamente y que la ciudad lo trate bien.

    ResponderEliminar