viernes, junio 09, 2006

Una semana

Qué pena que los tenía medio olvidados. Ha sido una semana movida y no he tenido el tiempo que les debería dedicar.

Bueno, pues aquí estoy para desatrasarlos en noticias.

El lunes tenía la ansiedad correspondiente al hecho de que no tenía noticias de la hoja de vida y el documento que había enviado a la señora Danièle Roy (recuerden que ella trabaja para una firma llamada Apriori Ressources Humaines y que fue contactada por Karine Gorecki que fue quien me llamó inicialmente).

En la mañana estuve en el club de búsqueda de empleo y en la tarde fui al hospital. Recuerdan que me habían llamado? Pues me dieron una cita para el mismo día. Cuando fui, pues medio mala la noticia. Los 10 días que llevaba vendado no habían servido para nada. La enfermera sólo había puesto metal, cauchos, vendas, gasas y mallas para inmovilizar todo lo que no era necesario inmovilizar. Se suponía que las dos últimas falanges del dedo anular de la mano derecha (para aquéllos que todavía piensan que es un pié) son las que deberían haber quedado perfectamente inmóviles.

Me quitaron lo viejo y me pusieron un dispositivo plástico que verán claramente en la foto.




8 semanas! Sí señores. Otras 8 semanas. Lo tenaz es el tema de la limpieza. Yo no puedo a voluntar mantener el dedo derecho, pues el tendón es el que hace ese trabajo. Para lavar el dedo, yo mismo debo sostener la falange contra una mesa o algo. Con la mano libre, lavar el dispositivo y secarlo. Luego debo lavar el dedo, secarlo y yo mismo poner el dispositivo, con una cinta porosa. Todo esto, sin doblar ni un milímetro el dedo. Si se dobla, no hay problema, hay que empezar la cuenta de 8 semanas otra vez! Se supone que estamos esperando a que el tendón se repare el mismo solito.

Cuando llegué a la casa en la tarde, encontré mensajes en el teléfono, electrónicos y recados en notas indicando que Karine y Danièle me habían estado buscando. El cliente, Jean-Coutu (http://www.jeancoutu.com/) me quería entrevistar y hacer la prueba técnica. Me dieron cita para el martes. Lean la historia de la empresa, les dará una idea.

Al otro día, martes, fui a la cita. Lo primero fue el examen. Bastante bien elaborado porque evaluaba si el candidato efectivamente sabía hacer lo que ellos necesitaban, que es programar en lenguaje C. 7 preguntas, cada una para responder en una página. Afortunadamente me pareció fácil.

Luego pasé a la entrevista. Un poco larga. Mucha evaluación psicológica. Casi todo en francés, por supuesto. Un pedazo en inglés y listo. La dama que me entrevistó es la jefa de recursos humanos de la empresa. Yo me había autocalificado 6 sobre 10 en francés y ella dijo que mejor 7. Dijo que era mejor que mi inglés, cosa que no creo. Me dijo que quería que nos reuniéramos con la gente técnica para que ellos hicieran su propia evaluación. Le dije que no había problema. Salió y cuando regresó venía con una sonrisa enorme y me dijo que el examen había estado excelente. Que la gente técnica estaba ocupada, que si me podía reunir con ellos el viernes en la tarde. Le dije que no. Que que pena, que yo era una persona muy ocupada… Mentiras. Clarooooo!

Debí haber salido muy contento porque cuando me subí al bus, de camino al metro, nada que arrancaba. Miré a la conductora por curiosidad y ella ya me estaba mirando por encima de los lentes oscuros que había dejado caer ligeramente sobre la punta de su nariz. "Monsieur", "monsieur". "Qui?", "moi". "Oui". No había mostrado la tarjeta. Me dijo: "Para usar este servicio, debe pagar". Sólo al bajarme le pude ofrecer las disculpas debidas mientras le explicaba lo que me había pasado. Se puso muy contenta también.

El resto de la semana, en el club de recherche d’emploi. El miércoles en la tarde hablé con Karine quien me contó que el examen había estado muy bien y que la entrevista del viernes era más bien para evaluar la lengua. Que ellos no tenían dudas sobre las capacidades técnicas, pero que sí les preocupaba no poderse comunicar conmigo en francés y en inglés. Ahí sí me preocupé un poco. Ya no había hablado con 3 personas en francés y con 2 de ellas en inglés?

Hoy viernes, fui a la entrevista. La jefa técnica me dio una descripción global de los sistemas de la compañía. Se trata de dar soporte a una serie de almacenes en los Estados Unidos, respecto del software POS que ya tienen. Creo haber entendido la mitad de lo que dijo. Es la persona que hablas francés más rápido en el mundo. Algunas preguntas técnicas, otras psicológicas, como de cajón: “Para usted, qué es un equipo de trabajo?”. Luego se presentó un miembro del equipo, analista, e hizo más preguntas. El tipo bastante más simpático y amable. Fue el que se pasó un rato al inglés. La conclusión de ambos es que estaba bien en francés y en inglés.

Casi olvidaba contarles que la dama me mostró el examen. Resultado: 100 (imagino %).

La otra noticia es que no se trataba sólo de un experto en C. También debía saber BASIC. Adivinen? Pues también tengo bastante experiencia en ese tema.

Que si yo tenía preguntas. Pregunté por el salario y me dijeron que ese tema era con la jefa de recursos humanos. Que le iban a preguntar a ella. Yo dije que podía esperar (refiriéndome disimuladamente a que podía esperar al día de comenzar el trabajo).

Al final de la entrevista estábamos hablando de los beneficios sociales. Que tienen piscina, gimnasio, seguros, parqueaderos, cafetería, etc. Lo extraño es que nunca se dijo que estaba contratado o algo así. Ni quise preguntar. Preferí dejarlo como si fuera obvio.

Recuerdan que el trabajo era temporal, sólo hasta diciembre? Pues me parece que la jefa dijo que iba a hablar con su jefe para que el puesto quedara permanente. Me preguntó que si estaba bien para mí. Que sí, dije yo. Me habló de que había muchos más proyectos, etc. Que el jefe no estaba y que llegaba el martes. Les dejé mis “cartes d’affaires”.

Yo pienso que el asunto ya cuajó. Y ustedes?

10 comentarios:

  1. Anónimo6:10 p. m.

    Felicitaciones, Juan Diego.

    Quiere mas trabajo? : le envié un correo a gmail.com

    Ya pasé mi primera semana en la Alliance Francaise,

    Un abrazo, William Morales

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:18 p. m.

    Esta novela esta cada dia mas buena, ojala se recupere pronto de su dedo porque lo que viene ahora es mucha digitacion

    Léo

    ResponderEliminar
  3. Su merced...felicitaciones! se que lo digo y no me adelanto...
    Y gracias por enviarme tu nueva dirección y teléfono, ya sé donde es que voy a ir a vivir.
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar
  4. Jhon Jairo8:16 a. m.

    Hola Juan,
    Nos alegramos mi esposa y yo por lo bueno y de lo malo eso para usted no es nada. Bueno es verdad que nos tenia abandonados, pero se justifica la espera. Nos hablamos, un saludo de Cindy.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo9:32 p. m.

    Hi.
    Yo también pienso que eso cuajó. Felicitaciones sinceras. Ahora ya no sólo tenemos un conocido en Québec sino que ese conocido ya tiene trabajo.
    Bye.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8:42 a. m.

    Felicitaciones y gracias por mantenernos informados!... Usted si es un ejemplo de reussité !!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8:45 a. m.

    Felicitaciones,
    Tambiém pienso que eso cuajo.
    Saludos,
    IVAN R

    ResponderEliminar
  8. Anónimo12:59 a. m.

    Pues nosotros tambien creemos que no pueden dejar escapar al que tanto necesitaban; para nosotros tambien cuajó, esperamos la pronta confirmacion para registrar el record a tu nombre. Felicidades !!!
    Maryit, Felipe, Alexa y Alex.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo9:41 a. m.

    Bueno, primero que todo Felicitaciones!!! por lo del trabajito que eso ya es casi fijo y tambien por darnos mas confianza a todos en nuestro proyecto de inmigracion (y mas para los que estamos empezando el proceso), ya que vemos que luchandola nos puede ir bien.

    Att. Mauricio Rodriguez

    ResponderEliminar
  10. Anónimo4:56 p. m.

    Muchas Felicitaciones por lo del trabajo, agradezco de corazón esta tremenda ayuda que nos has brindado a los que hasta ahora arrancamos, da mucha moral leer toda la historia y a la vez desespero por tener que esperar las proximas entregas.

    un abrazo.
    Luis ALberto Lozano C.

    ResponderEliminar