viernes, abril 14, 2006

T menos 13 días

Empecemos por las sensaciones. Prometo a los que están ávidos de consejos, que sobre estos últimos será la próxima publicación.

Faltan 13 días para el viaje. He estado tratando de encontrar sensaciones para comparar y sólo he encontrado dos muy extremas. Me parece lo más parecido a una muerte anunciada y voluntaria o a entrar en un agujero negro. Por supuesto ninguna de las dos ha sido vivida (o muerta) en forma real por el autor. Es sólo imaginación. Espero que los lectores no salgan despavoridos de este blog y de sus proyectos por la afirmación hecha. Es mi forma de ver y es por supuesto muy personal.

Siento que el viaje es como un pequeño agujero que se cerrará apenas lo atraviese. Por él sólo cabrá mi cuerpo, la ropa que lleve puesta y una maleta con algunas muy pequeñas cosas. No se puede llevar toda la vida al otro lado. La sensación es como de no retorno, aunque en la práctica esa posibilidad existe. Definitivamente la decisión es tan radical que el regreso está descartado. Como se trata de otro mundo, pareciera como si uno se va de éste y jamás podrá ni volver a él ni saber nada de él (como se supone ocurre en los agujeros negros). Claro que en la práctica tampoco es cierto. Siempre se podrán leer las noticias en Internet y se podrá tener contacto con los familiares, pero siento que no es lo mismo.

Ocurre igual que con el mundo de allá, hoy. Es un mundo desconocido, que no hay forma de imaginarse y aunque sostengo conversaciones con patriotas y canadienses que están allá, no logro hacer una imagen vívida de cómo es o cómo se sentirá.

De todas formas, haré algunas conjeturas, para poder contrastarlas con la realidad. ¿Recuerdan que ese era uno de los objetivos? Sólo espero que los que ya están en Canadá NO se tomen la tarea de contradecirme, ahora. Por favor, déjenme que sea yo quien descubra mis aciertos y mis yerros, cuando sea el momento. Finalmente sólo se trata de un juego. ¿Qué puede importar lo que yo imagine de Canadá?

1. Canadá debe tener avenidas y calles muy amplias, limpias, bien señalizadas, pero solas.
2. Las distancias deben ser enormes pero fácilmente recorribles a buena velocidad en carro, en metro o en trenes.
3. Imagino barrios organizados con casas amplias, lindas y con arquitectura al estilo europeo.
4. Los medios de transporte deben ser organizados y prácticamente perfectos.
5. En Montreal debe verse gente de muchas nacionalidades e imagino que la gente en general habla un francés que no es exactamente el de los canadienses sino el de los recién llegados, un francés que trata de alcanzar al real.
6. No logro imaginarme la forma general de empresas y oficinas, pero imagino que se ubican en centros especializados, utilizan grandes áreas, pero en estas áreas deben hacinar a cientos y miles de empleados en pequeños cubículos.
7. Sobre comidas y restaurantes, sólo puedo imaginar que todo debe ser muy parecido a los gringos, tal como se ve en las películas. Mucha comida rápida y seguramente mucha comida china, tailandesa y mexicana. Seguro que se encontrará comida colombiana, la cual no imagino barata y a la cual espero no tener que recurrir nunca, pues no es mi idea de integración.
8. El clima lo imagino frío, muy frío, pero insisto en que sólo debe ser así en invierno. Imagino la primavera y el otoño también muy fríos, pero seguramente con temperaturas ambiente tolerables como si uno estuviera en Bogotá o Manizales. Por lo que he visto, los veranos pueden ser muy calientes y casi insoportables.

A manera de conclusión, y para mis excitados amigos emigrantes, debo decir que después de todas las aflugias y contratiempos que se sufren en el proceso y debido a las inmensas responsabilidades que se desprenderán de empezar una nueva vida, emigrar a Canadá y en particular el viaje de partida, no se parece en nada a lo que se debe sentir en un primer viaje al “extranjero” como quien va a Disneyworld. Quiero decirles que no existe la sensación de felicidad o júbilo puro. Por supuesto hay elementos de excitación por lo nuevo, pero la certeza de que lo nuevo pronto se convertirá en lo cotidiano y que sólo queda el camino de continuar por un lado, y dejar mucho atrás, por el otro, terminan en una sensación de aprensión, de nostalgia y en general de mucha preocupación. Lo siento, pero así se siente. Tómese ésta como una invitación a continuar, con seguridad, pero con aplomo.

¡Hasta la próxima!

3 comentarios:

  1. hola Juandiego;hasta el dia de ayer nos enteramos de esta pagina;mi esposo y yo la estamos leyendo y nos parece muy bueno ya q nos ayuda a despejar dudas,entre estas: hay alguna razòn por la q no te dejaron ir con tus hijas,pues nosotros nos queremos ir con ntras pequeñas...chao,gracias y exitos

    ResponderEliminar
  2. Me aterra ver como describiste exactamente lo que pienso.

    ResponderEliminar
  3. Hola, soy Bogotana, y en este momento estoy esperando la famosa cita para la entrevista! Entiedo lo que dices y me identifico mucho con todo, he leido ya varios post tuyos y creo que tus consejos son sabios, pero como todo consejo hay que saber tomar lo que se acomoda a cada uno!!!!

    La entrevista me tiene en panico, primero porque yo y mi esposo somos artistas, cosa que como siempre, no es muy bien vista, por aquello de no PARECER ser un trabajo serio. y lo segundo, porqe el nivel de idioma de el es bastante malo, lo unico que me alivia es saber que yo soy la prinipal y que hablo bastante bien para defenderme la hora que me toque hablar, pero no se si lo sufucientemente bien como para explicar todo lo ue me toca!! EN fin

    En relacion a este post, cada vez que pienso y proyecto el viaje real, siento algo muy parecido a lo qe escribes (Me siento como un animal de ciadero llendo voluntariamente a la guilloina) de vedad vale la pena enfrentarse a la soledad, el miedo, la incertidumbre y a casi empezar de cero cuando uno lo tiene todo aca?La respesta no es facil y ojala fuera un si rotundo, pero creo que no lo voy a saber hasta dentro de unos años, cuando este alla y haya ivido en carne propia todo lo que tu narras en los post! Pero el susto es inminente y la ganas de olvidarlo todo y hechar el plan por tierra vienen costantemente! PERO, los papeles ya se enviaron, la inverso ya se hizo, los ahorros se estan cuidando y la decision se tomo ASI QUE ATRAS NI PARA COJER IMPULSO, asi aveces iense que despues de 4 años me voy a devolver con el rabo entre las piernas y por demas divorciada por las miles y una pelea que potencialmente tendre con mi esposo por haber tenido la MARAVILLOSA IDEA DE INMIGRAR!!!

    Pero bueno, ahora solo me qued esperar la cita, hacer mi mejor esfuerzo, conseguir el SCQ y tirar pa adelante como buena colombiana!

    PD: Eso que escribes de complejo de inmigrante! TOTALMENTE DE ACUERDO y lo primero que pienso hacer al llegar alla es buscar trabajo en mi medio, con un ingles bastante bueno y un fraces a medias, pero el que no arriesga no gana. Empezare por ahi y si las cosas no van resultando ire apuntando as bajo pero en definitiva. SINO LE APUNTAMOS A LA CIMA, COMO ESPERAMOS LLEGAR A ELLA!!! Buenos post y gracias por todos tus consejos y la oportundad de desahogarme!! merci et Au revoir!!!!

    ResponderEliminar