sábado, julio 22, 2006

El trabajo

Ahora sí les cuento cómo fue mi primera semana de trabajo.

Además, ustedes ya me han visto.

El edificio, hagan de cuenta Torres Nakatomi, si no estoy mal (Duro de Matar). Del mismo color, pero más imponente. Más moderno. El vigilante de la entrada, más elegante que el presidente de la compañía, seguramente. Igualito al de la película. Ya entradito en años, cabello canoso pero bien peinado. Lentes que le alcanzan a dar tinte de intelectual. El sitio, con todo y los tableros de control, los computadores, las docenas de pantallas. Insisto. Mejor que el de la película.

Pasa el típico hombre, de raza latina, con su carro de basuras y elementos de limpieza. El pantalón azul oscuro, la camisa azul clara. De manga corta y con un logotipo bien trazado en el bolsillo. Claro que de tenis, que no combinan mucho. El trapo normalmente colgando en uno de los bolsillos de atrás. Como en las películas. Normalmente van oyendo música con un walkman (MP3 ahora). También arrastran su carrito de agua en el que escurren el trapeador.

Es el tipo que es una de dos: o es el malo y viene disfrazado y aprovecha que tiene todas las llaves o es el chistoso que termina salvando al héroe porque preciso las 2 horas que vio de computadores en el colegio le sirven para violar la seguridad del computador servidor más grande de la ciudad, justo antes de estallar la bomba.

Recuerdan al tipo latino de las películas que les trato de describir? Recuerdan o no? Bueno, pues ese soy yo. Sólo que sin el trapo atrás, sin el MP3 y con una aspiradora adicional al carro de basuras y al carro del trapeador.

5.00 pm. Cuando uno llega, el vigilante saluda en su francés perfecto, me hace firmar una hoja de registro en la que no aparece nunca mi nombre y siempre tengo que tachar a otro. Es el registro de entrega de las llaves y de los comandos electrónicos. Pisos 18, 10, 2 y Cascadas. Mis llaves sólo sirven para eso.

Con las llaves pasamos a la oficina "entretien ménager". Todos nos cambiamos y alistamos las bolsas de basuras en los carros. Hay de todos los tamaños y todavía no entiendo cuáles son para qué, ni donde se acomodan y en fin. Preparamos el agua para el trapeador, que por su nombre en francés todos le llaman "mapo". Existe un aparato que suministra las dosis correctas de "neutro", de "desinfectante", de "antibacterial no se qué", de "detergente no se cuánto". Nunca lo usan. A lo colombiano, un poquito de éste, un poco de este otro, el lunes. El martes, cambiamos a otro o a uno. No importa.

Se acomoda una bolsa grande para la basura en un costado del carro y otra más grande para el reciclaje.

El trabajo en cada piso consiste en recoger por lo menos 2 basureros en cada puesto de trabajo y oficina. Uno tiene desechos orgánicos, chicles y café regado y el otro papel y documentos a la lata, incluido cartón. En baños y cocinas se deben reemplazar las bolsas que protegen las canecas, incluyendo las bolsas donde se arrojan las toallas de secado y las toallas higiénicas de las damas.

Creo que se llama "reciclaje en la fuente". Cada tarro es diferente y perfectamente identificado. Cada usuario se encarga de arrojar cierto tipo de basuras en uno y los materiales reciclables en el otro. Para qué? Para que vengan los empleados latinos e igual revuelvan a veces todo, sin importar mucho. El reciclaje en el mundo funcionará cuando sean los norteamericanos o los europeos mismos quienes hagan todo el proceso de tratamiento de las basuras. O que los latinos entendamos la diferencia. Cuál pasará primero?

Luego de recoger toda la basura (cerca de 1 hora por piso, pues pueden ser cerca de 40 puestos) se procede a pasar el "mapo" por los pisos no entapetados: baños, cocinas, cocinetas, centros de copiado. Luego del mapo, se pasa la aspiradora por los sitios más críticos y en especial a la salida de los sitios no entapetados: baños, cocinas, cocinetas, centros de copiado.

Cada día de la semana es necesario darle una cierta atención especial a ciertos pisos, para asegurarse de recoger todo el polvo. En este caso se aspira todo el piso, sin importar si la mugre se ve o no.

Las oficinas son verdaderamente espectaculares. Hay algunas que no es posible imaginarlas mejor. La decoración, los muebles, los espacios, la vista! El edificio está localizado en pleno Centre-ville en una zona exclusiva, con panorama hacia el campus más destacado de la universidad de McGill.

7 pisos diarios. El 18, el 10, el 2 y Cascadas, el nombre de una empresa, que tiene 4 pisos en un pequeño edificio dentro del gran complejo.

Por supuesto cuando uno va apenas en el segundo piso, el primer día, uno ya no quiere seguir con ese trabajo. Es muy agotador. Ni se diga al final de la jornada a las 12 de la noche o 12.30 am. Si me preguntan a esa hora, no vuelvo jamás.

Supongo que ya estoy suficientemente apenado con no haber podido con las lechugas. Así que creo que me gané unos 300 o 350 dólares durante 5 días de trabajo, los más duros de toda mi vida. Como estoy comprometido a finalizar los reemplazos y porque me sigue dando pena con mis lectores, prometo terminar las 7, 8 o 9 semanas que me faltan...

... antes de regresar.

1 comentario:

  1. Anónimo2:45 p. m.

    juan diego solamente por complacerme por favor termina las semanas que te falten quien quita que al final sumando los 350 de cada semana te amanes ....

    ResponderEliminar