sábado, julio 11, 2009

Es que uno se apega

Y es apenas natural.
Uno se apega a la sensación de tener cosas. Las de la casa. Entonces uno ya quiere tener TV, reproductor de alguna clase de videos y demás. Ese es un escape: gastar dinero comprando. Armando su hogar. Rearmándolo.
Y uno se apega a estar ocupado. Con razón uno se distrae tan fácil haciendo vueltas y vueltas. Visitando varias veces Inmigración, yendo a los cursos de búsqueda de empleo y llenándose de panfletos de cuanto organismo de ayuda se atraviese en el camino y le sugieran a uno.
Y uno se apega a lo que venía haciendo. Estudiando francés. Entonces uno quiere seguir estudiando francés. Incluso pagando, aunque sea gratis. Incluso aunque no lo necesite y le toque aceptar al final de los 6 o 9 meses que lo que se aprendió fue realmente poco comparado con el esfuerzo invertido. La relación costo beneficio que llaman los expertos. Alguien dijo recientemente: "Es que en lugar de quedarse uno en la casa haciendo nada". Es decir, en lugar de trabajar o buscar un trabajo en su área, pues lo mejor es ocupar el tiempo... estudiando.
O uno se apega a la idea que lo mejor es tener hartos títulos. Una especialización o dos. Una maestría o dos. Un PhD y un post-PhD. No importa que ésta sea otra cultura y que los CVs sean mejores entre más cortos y que además uno termine sobrecalificado y por tanto más propenso a que se demore su búsqueda de empleo en algún futuro lejano... y termine uno eliminando esos nuevos títulos para poder ser un buen candidato a un primer empleo canadiense.
Y entonces uno se apega a los amigos, a su comunidad. Como a sus compatriotas.
Como a la rutina. Apenas lógico, dado el abismo al que nos tiramos. Al agujero negro, recuerdan?
Y uno se apega como al ritmo, como al estrés. Y es por eso que cuesta un poco de trabajo aceptar cuando las cosas se calman un poco y todo se le vuelve a uno estable. A esa tranquilidad a la que uno nunca se acercó y que por tanto ni conoce y le cuesta trabajo aceptar.
Uno es como el gato al que pretenden meter en un balde lleno de agua. Uñas y garras aferradas a lo que sea con tal de evitar lo inevitable. Es que se me ocurre que es como si uno se volviera adulto de nuevo, pero de un solo golpe y sin aviso. Que te quiten tu mamá y tus juguetes y te digan que ahora toca ser responsable y trabajar cada día para conseguir el pan para comer. Y en otro idioma, que es peor. Y como es el idioma que hablan los dioses y no los mortales... Y como se trata de esos trabajos a los que no tenemos derecho por ser... qué? Latinos? Pobres? Subdesarrollados?
Me gustó mucho la respuesta que dio cuando le preguntaron a ese muchacho que estudiaba en la Nacional y que participó en un concurso mundial organizado por Peugeot para diseñar un carro del futuro hace algunos meses. Qué cómo así que estaba de puntero concursando con gente de todo el mundo, gringos, japoneses, europeos? Es que somos como acomplejados, dijo.
Qué tienen ellos que no tengamos nosotros?

7 comentarios:

  1. Nosotros y nuestros complejos, nosotros y nuestra comodidad... Muy buena nota JD!

    Saludos...

    ResponderEliminar
  2. Juan, eso mismo que dices fue lo mismo o parecido que le hiciste notar a Ori, y te lo agradezco mucho..!!! su estado de ánimo cambió demasiado.

    Espero que estés disfrutando de tus hijas..!!!

    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8:14 a. m.

    No estoy de acuerdo porque existimos quienes venimos tambien a estudiar, no porque despreciemos el trabajo o la práctica sino porque no nos queremos quedar chupando frío toda la vida, así que después de acá nos vamos a un país donde sirvan nuestros conocimientos. Soy conciente que un título no revela competencias pero en algunas profesiones es vital actualizarse o especializarse más considerando el estado del arte. Profesiones como ingeniería de sistemas y programadores tienen muchos trabajos disponibles y es muy fácil ejercer no se puede comparar con otras. Uno puede hacer muchas críticas al proceso de escolarización pero lamentablemente es parte de la vida. Obtendré mi maestría y me iré de acá, no porque sea un mal país sino porque es muy frío además de que hay sitios mejores! es un buen país pero no el mejor.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:52 a. m.

    Olvidé decir que el término sobrecalificado es promovido por emploi-québec y el gobierno en general para que los immigrantes empiecen rápidamente a trabajar y pagar impuestos. La verdad es que al gobierno no le conviene un immigrante que estudie ya que el estudio es subsidiado y es por lo tanto un gasto más para ellos. No olviden que también hay muchas instituciones que tienen oficina de empleo y que pueden ayudarlos cuando terminen. Por último quiero expresar que no teman estudiar ya que si no les sirve acá pueden ir a otro sitio donde haya más mercado para sus competencias. Yo ya tuve una experiencia laboral en mi área acá y gané bien sin embargo no es mi sueño quedarme en ese empleo y tampoco en este país y una formación me ayudará a explorar nuevos horizontes. No idealicen los trabajos de acá, es verdad que pagan mejor y son menos horas pero tengan presente que descuentan mucho de impuestos y la vida es cara. La de pereirano es una opinión válida pero no la tomen al pie de la letra..........

    ResponderEliminar
  5. Anónimo9:08 a. m.

    para terminar les dejo un link donde se describe un empleo de una empresa quebequense que dice que tener una maestría es bueno para el cargo que ofrecen, obviamente piden experiencia pero no discriminan por haber estudiado más.
    http://www.inspecsol.com/en/IngenieurntermediaireengeniecivilMontreal.shtml

    ResponderEliminar
  6. Antes de que se me arme una inmensa polémica... Obviamente esta entrada no es para aquellas personas que vienen en plan de turismo, o en plan de estudiar. Especialmente si la persona tiene los recursos económicos o su familia la patrocina, el caso es diferente. Me alcanza a dar envidia de aquellos que pueden incluso escoger el país donde quieren vivir. Más si es en uno mejor que Canadá. A mí, me tocó éste, porque no tenía de otra. La entrada es para gente como yo, de a pie, gente que nos toca sudarla para vivir cada día. Me disculpo con aquellos para los que no aplica.

    ResponderEliminar
  7. Hola Juan, me encanto este post tuyo, me siento muy identificada con todos estos sentimientos que mencionas y me da una perspectiva muy clara de mis miedos.

    Empiezo una practica el lunes y auqnue no es remunerada espero que me ayude a superarlos para tirarme al charco laboral.

    Tatiana

    ResponderEliminar