sábado, febrero 23, 2008

Una disculpa

Le debo una disculpa al señor Robert y muchos que tal vez se sientan como él. Debería ser claro que mi blog no tiene como objetivo ni ofender a nadie ni mucho menos pretender que la gente piense como yo.

De hecho, para el que lea el primer artículo debería ser claro que es solo un registro personal de mis anécdotas.

El debate va alrededor del "Complejo del Inmigrante". Don Robert dice que fue mandado a recoger hace mucho. Debo aclarar entonces, que es un invento mío y que tiene como objetivo solo hacer reir a la gente. Una "mofa" para alguien particular, NO.

Yo creo que sí llegamos acomplejados (aunque ni siquiera sé el verdadero significado de la palabra complejo, no soy psicólogo, ni tengo hermanos psicólogos, es sólo una parodia). A mí me pasó y le ha pasado a mucha gente que conozco.

Mi primer empleo, con el que escribí sobre el Complejo, no fue palanqueado. Lo busqué y lo encontré por mí mismo en 3 semanas. Mi hermano si lo logró "palanqueado", pero aquí, palanqueado se vale y se usa. Y sirve!

No tengo nada contra los que hacen aseo durante 15 o 20 años. El trabajo no es deshonra y yo también hice limpieza. Si la gente vive con el salario que le pagan, puede ahorrar algo, puede disfrutar de la vida y garantizar calidad de vida para su familia, entonces está bien. Lo que pasa es que creo que el dinero no lo es todo. Creo firmemente que uno debería disfrutar lo que hace durante 7 u 8 horas diarias, 5 días a la semana, durante todos los meses del año. Si no, la vida sería una lata.

Si trabajando en aseo, además de ganar suficiente, se siente feliz, entonces no tengo absolutamente nada contra eso. Solo puedo decir que me alegra. No le deseo a nadie una vida lata.

Cada cual escoge su camino, por supuesto. Pero eso no me impide consignar aquí consejos sobre la inmigración, sobre la llegada, sobre la vida.

Al que lo entienda como que le estoy poniendo un revólver en la sien para que haga lo mismo, le ofrezco mis disculpas. Pensé que era natural que los consejos se pudieran recibir o no.

Tengo el ejemplo de mis amigos Cindy y John Jairo. Ellos vivieron 4 semanas en mi casa. Me oyeron toda la cantaleta. Al final decidieron hacer lo diametralmente opuesto y viven felices.

Siempre existe la opción de no leer el blog, o no?

Nuevamente, ofrezco disculpas sinceras.

3 comentarios:

  1. Anónimo7:24 a. m.

    Juan Diego, me he tomado el tiempo de leer todo tu blog. Todavía no estoy en Montreal, sin embargo estoy completamente de acuerdo con tigo en cuanto al complejo del inmigrante. Además creo que para destacar son todas las estrategias que mencionas para evitar el complejo de inmigrante y conseguir un trabajo en el cual uno se sienta bien.

    ResponderEliminar
  2. Hola Juan, Despues de tanto tiempo,otra vez tu companero de Colegio, Carlos Duque.

    Me encanta leer tus peripecias y me alegra ver que todo va saliendo bien.

    Soy un asiduo lector de tu blog, de seguro entro con mas frecuencia de la que escribes, pero siempre es chevere cuando encuentro una actualizacion.

    Referente a mi viaje, asunto cancelado. He definido mi norte en Colombia. El tiempo corre en mi contra para aplicar a la residencia en Canada. No te niego que de cuando en cuando me da la pensadera. Pero bueno, habra que lidiar con el asunto.

    Exitos, muchos....

    Carlos

    ResponderEliminar
  3. Juan, no sé,la gente lee y entiende lo que quiere entender, en mi opinión no se debería disculpar por lo que escribe. Su post del complejo del inmigrante es famoso, y no precisamente por malo.

    ResponderEliminar