sábado, abril 02, 2011

El primo de Juana llegó hace unas 3 semanas. Se aguantó mi cantaleta y casi que después de hacer todas las vueltas (día o día y medio a lo sumo), se dedicó a enviar hojas de vida. El lunes de la semana pasada tuvo una primera entrevista presencial con una compañía. Entrevista con recursos humanos, examen técnico y entrevista con el personal del nivel técnico. Sintió que no le fue del todo bien en el examen. Le dijeron que le darían noticias en 2 o 3 semanas.

Al día siguiente, martes, lo llamaron para decirle que había pasado la primera etapa y que ahora seguía una segunda, consistente en la verificación de referencias. Para mí, era obvio que había obtenido el puesto. Después de entregar las referencias (colombianas), una hora más tarde, lo llamaron para decirle que empezaba a trabar el lunes siguiente. Este lunes que viene.

Gran éxito para él. Todo el mérito, fundamentalmente por su actitud.

El único error que comete él es pensar que su logro consistió en "superar" a los ingenieros canadienses. Seguro tiene un poco de ese complejo que nos hace pensar que somos menos que los canadienses y que por tanto obtener un empleo se trata de "ganarles" a ellos. No es así.

Los canadienses no son tan cumplidos, ni tan estructurados, ni tan organizados como uno se imagina. Ni tan inteligentes.

El primo de Juana le ganó a los demás candidatos, sin importar de la nacionalidad que fueran. Podrían haber aplicado canadienses con menos experiencia o sin la actitud requerida o sin los conocimientos requeridos.

Uno piensa que aquí las empresas son perfectas, que todo funciona como un reloj, que todos los procesos y procedimientos están perfectamente definidos y escritos y que todo el mundo los sigue. Nada. Tienen los mismos problemas que siempre descubrí en las organizaciones colombianas.

Espero los comentarios de los que dirán que lo del éxito del primo de mi esposa se debe a que tiene una profesión en informática. Para ellos, la pregunta: Cómo explican entonces que uno se encuentre por todos lados abogados, notarios, enfermeros, médicos, arquitectos, diseñadores, administradores, gerentes y todo tipo de profesionales provenientes evidentemente de todas partes del planeta y cuyo acento y forma de hablar en inglés y francés es igual o peor de lo que uno escucha de los latinos recién llegados?

Para los que no lo saben, el trabajo en informática exige hablar y comunicarse también con humanos. Y mucho. No sólo con computadores.

2 comentarios:

  1. Pues que le digo, aquí en Colombia conseguir trabajo es un tremendo logro en el que algunos tendrán que pisotear a otros, otros tendrán que saltarse algunas normas, otros tendrán que conocer a alguien que influya en la obtención del trabajo y unos poquiticos lo obtendrán por sus propios méritos y cuando lo consiguen por sus propios medios parece realmente increíble, así que pensar que las cosas son diferentes en otro país es toda una proeza mental. Parece increíble pero hay lugares en el mundo en donde contratan a la gente por lo que pueden y saben hacer y no por lo que estén dispuestos a hacer en contra de cualquier ética.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:50 p. m.

    Les confieso que cuando empecé a buscar no estaba completamente seguro que conseguría un empleo. De lo que si estaba seguro era que me tomaría más de un mes encontar algo y que tendría que hacer 20 o 30 entrevistas.

    Resultó que estaba (y doy a Dios gracias por eso) complétamente equivocado. Resultó que conseguí trabajo en solo una semana más o menos dedicado. Resultó que lo conseguí en la primera entrevista, resultó que es un buen trabajo. Es más es el mejor trabajo que he tenido jamás, incluyendo por supesto Colombia. Resultó que mis compañeros son casi todos inmigrantes o hijos de inmigrantes.

    Resultó que descubrí que conseguir un buen apartamento es más dificl que conseguir un buen trabajo.

    Lo más curioso de todo es que me "maté" dos años estudiando francés para venir a conseguir trabajo en inglés que en lugar de hablarlo "lo mastico".

    ResponderEliminar