miércoles, noviembre 03, 2010

Mi amigo Guillermo hablaba recientemente del famoso “dossier” para la entrevista: http://loszieglerencanada.com/2010/10/22/dossier-entrevista-quebec/. Pues les quiero contar un poco sobre mi propia experiencia (lo que recuerdo después de 4 años y medio y que podría no coincidir con entradas previas por aquello del Alzheimer) y al final les dejo una recomendación que considero importante.

Por accidente, yo llevé el “dossier” listo. O mejor dicho, por psicorígido. Por ordenado, diría mi mujer.

El caso es que yo llevaba mi copia del expediente (lo que había enviado a México, igualitico, sólo que en originales). Todo el material de estudio, las páginas sobre Québec, el estudio estadístico sobre las oportunidades de empleo clasificadas por región/ciudad, etc., el presupuesto detallado de gastos y demás.

Entre otras joyas, y por pura coincidencia, una amiga me había prestado un libro sobre el proceso de inmigración. No la inmigración a Canadá o a Québec, sino los procesos de inmigración en general, los problemas, las etapas, la atención psicológica a los problemas derivados, etc. ¡En francés!

El caso es que entre folletos, hojas sueltas, carpetas y textos, llevaba un buen cerro, tal como primíparo estrenando todos sus libros el primer día de clases.

Antes de empezar la entrevista, el funcionario me preguntó: ¿Y eso qué es? Y yo medio le alcancé a describir de qué se trataba cuando el tipo me interrumpió diciendo: Pero es que nosotros no vamos a tener tiempo de revisar eso hoy, esta cita tiene un propósito muy específico…, etc. Yo sólo le alcancé a contestar que tampoco tenía la intención de mostrarle nada. Que simplemente era mi material de estudio y que era obvio que tenía que cargar con él (aún en la entrevista). Como quien no quiere la cosa, dejé el material sobre el escritorio de la entrevista, delante de él. ¿Dónde más? Era intencional. No lo íbamos a revisar, pero no sobraba dejarle la imagen subliminal diciendo: Mire, ¡he estudiado montones!

Funcionó. Incluso, el tipo se tuvo que referir al citado material para decir que obviamente nosotros teníamos un proyecto serio de inmigración. Que se notaba.

La recomendación. Creo que casi más importante que el “dossier” es el cálculo del puntaje. Yo no lo sabía entonces, pero si lo tuviera que volver a repetir, lo haría.

Existe el riesgo de que el funcionario le niegue a usted el CSQ argumentando que su puntaje no le alcanza. ¿Y qué tal si está equivocado? ¿Qué tal si resulta que usted sí tiene el puntaje requerido?

Uno tiene derecho a una apelación luego de la entrevista. De hecho, uno tiene derecho a una apelación incluso si no lo citan a entrevista. Pero yo pienso que si uno tiene una oportunidad de defenderse allí mismo, pues debe usarla.

Y es que creo que es un asunto de responsabilidad. Después de todo el esfuerzo hecho, no creen que lo mínimo que uno debe hacer es calcular su puntaje y saber cómo va, antes de enfrentar la entrevista. Y una vez calculado, no sería muy bueno tenerlo perfectamente tabulado para poder presentar pelea y poderle decir al cónsul: Que pena con usted, pero creo que está equivocado. Yo he revisado la ley (porque es un asunto legal) y yo sí tengo el puntaje requerido para obtener el CSQ. ¿Quiere que lo revisemos juntos? ¿No mostraría un punto adicional para mostrar cuán preparado está usted para venir a Québec?

4 comentarios:

  1. Que buen punto Juan Diego... No lo había pensado! Voy a tener que sacar el tema del puntaje algún día entonces...

    Abrazo...

    ResponderEliminar
  2. Holaa. Totalmente de acuerdo contigo, hemos conocido algunas personas que han enviado los documentos para aplicar sin saber exactamente cuantos puntos tienen, incluso algunos que los han citado a entrevista y aun no han sabido su puntaje. Otra cosa a tener en cuenta es que hay que estar actualizados, una carrera puede dar menos o mas puntos ahora que antes, por lo menos en el caso de Québec.
    saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno lo del puntaje. Honestamente, yo hice la evaluación en línea y como me dio bien envié todo, pero no sé cuál es mi puntaje hoy (y tengo la entrevista en 19 días).
    Con respecto al dossier, en mi caso yo lo hice por dos motivos:
    1) por las dudas si llegan a pedirmelo, y
    2) porque en definitiva me sirve a mí para saber a dónde me estoy yendo, yo necesito saber de entrada cuanto voy a gastar en alquiler, en supermercado, en transporte, dónde tengo escuelas para mis hijos... Sin dudas creo que éste es uno de esos casos donde uno puede decir: "Lo que abunda no daña". :) ¿O no?

    Saludos desde Córdoba, Arg.
    Fede

    ResponderEliminar
  4. Hombre Fede, le recomiendo que calcule su puntaje. Conozco el caso de una pareja a la que les negaron los papeles de entrada. Apelaron y pudieron ir a la entrevista. Allí, les negaron el CSQ y ahora deben volver a apelar. Si hubieran llevado su puntaje calculado pudieron haber dado la pelea allí mismo.

    ResponderEliminar