jueves, marzo 11, 2010

La autoestima

Y es que así me he sentido. Y no una, sino muchas veces durante todo el proceso.
A propósito, metido hasta el cuello en lo de la hipoteca, con empleo (casi 2 años y medio con mi último empleador), con hija canadiense y demás, y no pienso que el proceso haya terminado. Aún estamos inmigrando. Terminaremos algún día?
Lo discutía el otro día con una amiga inmigrante. Parece que de lo que sufrimos es de pérdida de autoestima. Uno se siente como menos, como si hubiera perdido algo.
Mi tiempo del viaje fue realmente convulsionado y agravado por la separación de mis hijas, lo cual podría explicar muchos de esos sentimientos. Pero ahora parece que no fui sólo yo. Parece que nos pasa a todos.
Recuerdo como una de mis ideas era la de llegar a Canadá y una vez allí, cambiar de profesión. Dedicarme a alguna otra cosa. Como volver a comenzar. Y era porque me sentía incompetente, mediocre. Sentía como que ya no podía ser todo lo que había sido antes. Que mi experiencia ya no contaría y que cualquier cosa que hubiera aprendido, iría a la basura porque no serviría de nada. A lo mejor son sensaciones bastante personales y sólo me pasó a mí. Ya ustedes me dirán en sus comentarios.
Pero todo eso del complejo del inmigrante puede ser simplemente una consecuencia del problema de la autoestima. Por qué nos creemos menos? Por qué creemos que no somos capaces? Por qué ese miedo irracional a enfrentarnos con el mercado laboral?
Una técnica que parece válida para enfrentar los temores es considerar la hipótesis del escenario del "peor caso". Si le tengo miedo a una entrevista de trabajo, pues debo pensar "Qué es lo peor que podría pasar". Lo bueno es que la respuesta es bastante simple: "Me van a decir que no sirvo para el puesto". O es que algo peor puede pasar? Después del "no", pues pasar la página e ir a la siguiente entrevista.
Uno se acostumbra. Créanme.

3 comentarios:

  1. Hola, soy de Medellín, y el pasado 11 de marzo fui aceptado para entrar al Canadá, creo que estria viajando aproximadamente en tres meses.

    sabes, me gusto mucho esta publicación.

    cuidate y recibe mis saludos

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:16 a. m.

    Hola, soy de Bogotá y envie los papeles en octubre, todavia estoy en espera de la fecha para la entrevista. Me encanta leer sobre tu experiencia, creo k me sirve mucho.

    Cuidate, gracias

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:59 p. m.

    Hola juandi, hacia mucho tiempo que no leia tu blog y que bueno que lo leo ahora, lo que sufrimos no es una pérdida de autoestima, lo que nos sucede en realidad es que el escenario cambia completamente, cuando estamos en Colombia (o en nuestro pais) sentimos que nuestro fracaso no es solo nuestro, es tambien del sistema y de todas las dificultades que tenemos que enfrentar para salir adelante y por mal que estemos, siempre salimos bien librados, pues tenemos a quien hecharle la culpa de nuestros males en cambio aqui el gran reto es tener a nuestro alcance una gran gama de posibilidades y es cuando en realidad nuestro talento se pone a prueba, es que en verdad somos tan buenos como no lo creemos????? es que tenemos el corage para sobreponernos a nuestros propos complejos? bueno amigo, un abrazo!

    ResponderEliminar