sábado, enero 26, 2008

Record

Ahora sí es casi un record. 25 días sin escribir. Qué pena. El último comentario que recibí me exige escribir algo nuevo.

Es que he estado muy ocupado. Ahora que renuncié a Plumeus, tendré más tiempo para contarles nuevas historias.

Han ocurrido muchos eventos en el último mes.

Empecemos por McGill. Fabricio, mi jefe, mi amigo, renunció. Se va otra vez de contratista para una empresa minera. La cochina plata. Así las cosas, el equipo del Portal de la Universidad, que antes éramos dos, él y yo, ahora es uno: yo.

Así las cosas, me quedo solo. Bastante stress, por supuesto. Apenas medio voy conociendo la tecnología que usamos y medio entiendo la maraña de componentes, servidores y demás. Parece que me quedo casi con toda la responsabilidad de él, más las mías. Aún no he hablado con Doug, el jefe del departamento, para saber cómo es que quedo yo, si hay cambio en mis condiciones laborales o qué.

De Plumeus finalmente me mamé. No me pagaban nada desde comienzos de diciembre, me recibieron bastante mal el día que Juana llegó y fuera de eso no me invitaron a la fiesta de Navidad. Yo era empleado y estaba en la nómina, para ciertos efectos. Para ellos, yo era simplemente un contratista. Mejor dicho, me llené de motivos.

Ayer ya les dí la noticia. Acabo de terminarles un balance del proyecto, para ver qué quieren que yo finalice. Debo cotizarles. Ahora sí las trabajo como contratista, al precio que yo quiera. Si les sirve, si no, demalas.

La verdad es que ya estoy necesitando mi tiempo libre al final del día y los fines de semana. Quiero dedicarme a disfrutar de las cosas que ya tengo, de mi familia y de mis amigos.

Es que les cuento que tomé algunas decisiones radicales para la vida. Eso, en parte causado por la partida de Fabricio.

Ya logré mis objetivos económicos en la vida!!

Cuántos de ustedes lo pueden decir hoy? Cuántos lo podrán decir algún día?

No es chicaneadera. No soy millonario. No tengo ahorros. No tengo casa.

Simplemente, ya tengo lo que necesito para vivir. De pronto ustedes también, pero no se han dado cuenta. El salario que tengo es suficiente y me queda un poquito para ahorrar y para hacer lo que me gusta. Ya puedo ir de vez en cuando a un restaurante o tomarme una cerveza y de vez en cuando también podré ir a pasear por Canadá, a los Estados Unidos o a Colombia o a Cuba o a Aruba.

Es que pienso que todos estamos en una carrera loca por tener más. Yo ya no quiero comprar casa ni apartamento ni nada. No voy a sacar 600 o 700 u 800 dólares más cada mes, sólo para tener un techo y una cama. Porque además ya los tengo, aunque no sean míos. No importa.

Ya veremos como viene el futuro. Por ahora, me quiero sentir estable. Normalmente uno está buscando más empleos, para tener más plata, para comprar cosas más grandes, más nuevas, más bonitas. Más cuartos para tener que amoblarlos y mantenerlos. Y luego otro empleo para más carros y más cuartos. Y así.

Yo paré. Llegué a mi objetivo económico. Sólo siguen los motivos espirituales.

La felicidad. Mis hijas. Mi familia. No más.

5 comentarios:

  1. Anónimo12:15 p. m.

    Hola Juan Diego,
    Excelentes las noticias y felicitaciones por todo lo que has logrado.
    Muy bonito el mensaje, una lección de vida.

    Saludos,
    IVAN R

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:05 p. m.

    por la felicidasd que reflejas y el punto de estabilidad , ya andas por los 70000 al anio, eso es bueno
    felicidades

    ResponderEliminar
  3. Siempre le tu blog, y es la primera vez que te dejo un coment... en verdad me resultó muy sabia la decisión tomada, y muy oportuna... si no disfrutamos de nuestros seres amados, de la belleza del mundo ahora, que tenemos salud y juventud... entonces cuando???
    Felicidades!
    Saludos desde Paraguay
    Angelita

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9:03 a. m.

    Ciertamente muchos dias sin escribir, pero tambien muchas cosas que nos cuentas. Ojala todos los cambios en el trabajo sean para mejor. Que alegria saber que se quiere de la vida y del futuro. A disfrutar con tu esposa, ahhh y las vacaciones llegan rapido para estar con tus hijas.
    Saludos
    Luly

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10:11 a. m.

    Q inteligente lo tuyo.

    ResponderEliminar