martes, enero 01, 2008

Año nuevo

Muy rico que la pasamos. Muy acompañados.

Mi hermano Daniel llegó el domingo. Es el único que podrá contar que al segundo día de estar en Canadá ya tenía apartamento amoblado, incluyendo las cosas de la cocina, la cama, un TV, un DVD y hasta equipo de sonido y ventilador. El único que podrá decir que al segundo día ya tenía botas, computador nuevo y lo mejor: una entrevista de trabajo para el viernes 4 de enero.

Y eso que era pleno 31.

Yo estoy feliz con la llegada de él y de su esposa Luzma.

También vinieron ayer mis amigos Mauricio y Ángela (alias Cachetes). Muy chévere el gesto de acompañarnos un rato. Mauricio es muy divertido y nos hizo reir toneladas. Se fueron temprano porque nuestra fiesta era muy "adulta" y ellos lo que necesitaban era discoteca y demás.

Vinieron mis amigos de Sherbrooke. Los que visitamos el fin de semana pasado. Son Arbey y Noridia con sus dos hijos Sebastián y José Miguel. Los acompañaba la novia de Sebastían, una quebequita muy linda que se llama Andrée-Ann. El hombrecito es un adolescente pero ya se porta como un adulto. Son muy queridos todos. Arbey y Noridia son adorados y nos trataron como reyes en su casa.

Al comenzar la noche recogí a Ángela y Luis en Longueil. Nos trajeron natilla y buñuelos. También son adorados.

Sobre las 11 llegaron Rafa y Miguel con las niñas. Ya mi felicidad era completa. A ellos sí que los quiero. Infortunadamente se tuvieron que ir temprano. Rafa viene muy cansada y había pasado una muy mala noche la víspera. Todo eso porque Alicia está que llega.

Las niñas pudieron jugar un ratico con José Miguel.

La comida, deliciosa. Entre Juana y Daniel orquestaron todo y quedó perfecto. Un arroz verde y una ensalada gourmet.

Podrán imaginarse mi 2 1/2 con colchones y sleepings por todas partes. Ahí nos acomodamos. Apenas se está levantando la gente.

A ustedes los he tenido olvidados. Creo que les debo muchas historias alrededor de la nieve, las paleadeas, las tormentas, las varadas con el carro enterrado. Nada de que preocuparse. Pienso que hasta ahora el invierno ha estado ok. Claro que hace frío, pero uno no lo padece. Para mí, totalmente soportable.

Empieza el nuevo año. Lo único que espero ahora es el verano. No por el clima sino por mis nenas que me hacen siempre tanta falta.

2 comentarios:

  1. Anónimo4:38 p. m.

    Muy feliz año Juan Diego, para usted, juana y tooda su familia incluyendo a las niñas!

    Maria Soledad (La corresponsal de Caracas.!)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:39 p. m.

    ya escribe algo nuevo !!!!!!!!!!!ya escribe algo nuevo !!!!!!!!!!!
    ya escribe algo nuevo !!!!!!!!!!!
    ya escribe algo nuevo !!!!!!!!!!!
    ya escribe algo nuevo !!!!!!!!!!!ya escribe algo nuevo !!!!!!!!!!!ya escribe algo nuevo !!!!!!!!!!!
    ya escribe algo nuevo !!!!!!!!!!!
    ya escribe algo nuevo !!!!!!!!!!!
    ya escribe algo nuevo !!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar