jueves, mayo 24, 2007

Uno

Pues lo que uno debe hacer es estudiar harto francés y harto inglés en su patria natal, antes de salir. Finalmente uno aprende es en clase, no en la cotidianidad. Basta recordar que cuando éramos bebés, de 1, 2 o 3 años de edad, era en las clases donde aprendíamos.

Antes de llegar, pues buscar por Internet un buen apartamento. En Plateau Mont Royal, por ejemplo. No importa que sea el sector más costoso de toda la ciudad. Finalmente está cerca de ... pues de lo que está cerca, como lo demás. Ojalá un apartamento amoblado, para que cueste más.

Ojalá con espacio para la lavadora y la secadora nuevas que hay que comprar apenas uno llegue. Por que no se le puede a uno ocurrir ir a usar la que usa todo el mundo y que de pronto toque madrugar el sábado o algo o a que de pronto un vecino le vea a uno los calzoncillos rotos o untados de quien sabe qué.

A la llegada, pues comprar celular, TV plano, muebles nuevos y de todo. No vaya uno a usar quién sabe qué cosa de quién sabe qué clase de inmigrante que salió quebrado y volado de su país de origen. No.

Apenas uno llega, pues a hacer cuanto curso, seminario y charla ofrezcan Canadá, Québec, la asociación de inmigrantes, la asociación de mujeres inmigrantes, la asociación de mujeres inmigrantes sin marido, la de maridos sin mujeres y en la asociación de asociaciones. De qué? Pues no importa. De cómo buscar empleo, de cómo solicitar ayuda a Emploi-Québec, de como hacer el CV, de cómo hacer para aprovechar el tiempo aprendiendo a aprovechar el tiempo haciendo CVs y cursos sobre cómo buscar empleo o sobre cómo inscribirse en las asociaciones de ayuda al inmigrante.

Y luego? Pues fácil. No importa que usted entienda absolutamente todo lo que le dicen en la charla sobre cómo entender las charlas de ayuda para asociarse a los clubes de asociaciones y de búsqueda de empleo y ayuda para inmigrantes (todo en francés). No importa que uno entienda cuanta palabra le suelte a uno la gente por ahí en inglés y hasta uno sea capaz de contestar. Tampoco hay que considerar que uno ya estudió 6, 8, 10 , 20 o 28 meses de francés en la Alianza y que eso le haya costado a uno un ojo de la cara. No importa que uno haya hablado francés todo ese tiempo.

Tampoco importa, claro está, que uno haya pasado una entrevista de una hora o más, con un tipo que solo le habló en francés y que uno le pudo contestar cuanta vaina quiso.

No. No importa.

Lo que hay que hacer es por supuesto ponerse a estudiar. Estudiar qué? Pues francés. Recuerde que uno aprende es en clase. Donde el profesor habla como recién aparecido y si el curso es de 20 alumnos, pues uno habla, en el mejor de los casos una veinteava parte del tiempo. Bueno, igual uno le entiende todo al profesor. O el 80% como decimos. O el 90%. Claro que eso no es suficiente.

El estudio del francés hay que hacerlo siquiera un añito. O mejor dos, para asegurarse uno que sí aprendió bien. Así, cuando a uno le hablen en la calle, uno entienda el 100% de lo que le dicen. Porque el 90% ni el 80% son suficientes. Si uno puede estudiar 3 añitos, mejor.

Ojalá pagar por el curso de francés. No se le vaya a ocurrir tomar los cursos que dan gratis a diestra y siniestra por toda la provincia. No. Qué tal. No importa ni endeudarse ni nada. Además, a eso vinimos, a gastar!

Bueno, pero ahí no para la cosa. En muchos trabajos a uno le van a pedir el inglés. Pero no el 60% o el 70%. No. Los anuncios dicen clarito: BILINGÜE. Con diéresis y todo. Así que 2 o 3 añitos de inglés, porque menos del 100% ni riesgos.

Lo que sí no se le puede ocurrir, por nada del mundo, es ponerse a buscar empleo. No, qué tal! De pronto va y lo contratan a uno.

Pero qué lo van a contratar si cuando el hombre tiene el montón de hojas de vida, TODAS son de canadienses que hablan francés, inglés y español. Ahí no hay nada que hacer. Uno debe recordar que los africanos, los chinos, los demás latinos y hasta los franceses ya tienen trabajo. Ninguno de ellos está buscando. Además, si ellos estuvieran buscando, toditos hablan francés e inglés como el que más.

No. La competencia es contra puros canadienses. Es decir, pereiranos contra canadienses. No más.

Porque cuando uno va al Burguer King, el que atiende no es canadiense. Ni uno ve canadienses haciendo oficios de limpieza en los edificios. No. Nunca.

Y si uno por ahí se dedica a oficios de esos o a trabajar en fábricas o algo, pues si entiende el francés y el inglés que le hablan a uno los vietnamitas, rusos, chinos y hasta canadienses, pues no es porque uno entienda francés. No. Es porque ese que hablan allí es OTRO francés. Cuando uno ya va a trabajar en su profesión, pues tiene que aprender OTRO francés, del que enseñan en las clases. No el que aprende uno trabajando ni nada de eso. No señor.

Cuando se le acaben los cursos de francés y de inglés, pues entonces toca hacer una maestría en la McGill. Eso no cuesta sino 4.000 o 5.000 dólares la sesión. Y la plata que el gobierno le presta a uno, pues sí hay que pagarla, pero es casi como que se la hubieran regalado a uno. Sólo que hay que pagarla.

Entonces, luego qué? Pues no se le vaya a ocurrir buscar trabajo. Uno debe estar bien adaptado. Poner primero en práctica todo lo que aprendió.

Recuerde que uno no puede, por ejemplo y digo sólo por ejemplo, presentar su candidatura a 20 o 30 empleos en 3 o 4 meses para ver de pronto cómo le va a uno en las entrevistas. No. Qué tal que de pronto le salgan a uno con un empleo.

Qué tal que le digan a uno que no hay problema con la lengua, que se entiende muy bien y que ellos trabajan con inmigrantes todo el tiempo. Noooo. Qué tal. Sin estar preparado, pues uno no puede estar preparado. Sin importar lo que digan los que saben qué es lo que necesitan. Los reclutadores se equivocan todo el tiempo y no saben de eso.

De pronto resulta que uno si está calificado y entonces qué? Entonces para qué era la estudiadera y la aplazadera?

Vaya uno a saber.

(Aclaro que está es la opinión de uno, por si no se entiende así)

11 comentarios:

  1. Richard8:57 p. m.

    Saludos Juan. Pues si estoy de acuerdo contigo en algunos puntos y en otros no; pero como siempre respeto tu opinión.
    Me gustó ese nivel de detalle sobre todo el de la lavadora.
    Un abrazo...!

    ResponderEliminar
  2. Hola Juan! Y a que se debe esa cascada de ironía? Excelentes los puntos de discucion que se plantean, incluyen buena parte de lo que es esta vida de imigrante (que escogimos).
    Suerte, y yo si me compro mi TV pantalla plana HD, LCD... para ahorrar espacio en el apartamento!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8:33 a. m.

    no hay que poner todo en terminos tan generales...

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12:01 p. m.

    Hola:
    Una recomendación: No diga "un ojo de la cara", porque hace pensar que tiene ojos en otra parte.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo3:12 p. m.

    juan diego le habla un antiguo amigo. no se si me recuerde. soy juan andres. He leido atentamente todos sus comentarios y en verdad me ha movido el corazon hermano, eso debe ser muy duro.Y usted es un tipo muy fuerte, como siempre.

    piense que tal vez no sea el tiempo de sacar conclusiones, a lo mejor todo cambie, y de verdad que espero que sea asi, para su bienestar.

    saludos

    ResponderEliminar
  6. Anónimo10:50 a. m.

    Ciertamente, cada quien que ha llegado al canada tiene su idea de lo que hay que hacer ( si estudiar?, que en 6 meses tienes trabajo en tu area?, etc) pero por supuesto son cosas que no se deben tomar, como que, lo que alguien ya hizo es lo mejor para mi. Lo importante es informarse y cada quien tomar su propia decision.
    Saludos
    Luly

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8:11 a. m.

    perfecto
    me gusto la retorica de el pensamiento individual......esas son las estrategias que uno ve aca , cuando busca no encuentra, cuando te encuentran no buscas, cuando ya encontraste, te falta.................. y si la economia se mueve por imigrantes , es otra teoria urbana de por que nos venden el quebec bonito y de que como los inmigrambres movemos la economia local...


    saludos

    ResponderEliminar
  8. Soy nuevo en el foro y por supuesto no soy inm,igrante todavía, espero y cionfío en que todo podrá salir bien y que la paciancia es una muy rara virtud que en nuestro país se aprende desde pequeño, lo cirto del caso y no quiero ofender es que asusta un poco como asustan tambien los comentarios de otros inmigrantaes no solo en canada sino en europa, en fin ...
    Fuerza compañero...

    ResponderEliminar
  9. Anónimo5:16 p. m.

    Excelente el nivel de sarcasmo. Muy buen post, de los mejores que he leido en mucho tiempo.

    38% de la poblacion de Montreal es inmigrante reciente (menos de 10 años), en Toronto es 49%. Los numeros respaldan tus frases.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola Juan, hombre usted es muy chistoso. Un saludo de otro colombiano en canada. Acabo de leer su blog y ya lo puse en mis favoritos.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo10:10 p. m.

    impactante y didactica su inflexion sobre los primeros pasos que no deben darse al arribar al Canada, o a Quebec, o a Montreal, esos billetes de colores que le queman en el bolsillo y que no se animo a depositar en su cuenta bancaria de banco, no se los de todavia a esos vendedores que le ofrecen una garantia extendida, el televisor si es plano, todavia no le dara la felicidad, aunque ayuda, aun le falta el contrato con Videotron, pero puede platicar el frances con la subtitulacion y en pantalla planta es mucho mejor, y mas diferido.

    Realmente, un placer, que gran pais Colombia.

    un abrazo

    ResponderEliminar