viernes, septiembre 16, 2011


Hoy o vencer el Complejo del Inmigrante, ¡otra vez!

Hoy nombraron una nueva CIO (Chief Information Officer). Éste es el cargo ejecutivo de más alto nivel en McGill a cargo de los temas de IT, Tecnologías de Información. Es decir, es el jefe de todos los directores de los departamentos de tecnología. Resulta que en McGill no hay un departamento de tecnología sino 5. Sólo el mío, ISR (Ay Es Ar, como lo decimos acá), Recursos de Sistemas Informáticos, tiene más de 90 personas. Sólo para el tema software.

A la nueva CIO se le ocurrió una idea interesante: empezar haciendo una encuesta sobre el nivel de satisfacción de los empleados. Se me ocurre que no le va a ir bien en la medición a la actual Directora encargada del Departamento. (Ella es normalmente la Directora Asociada, un cargo debajo del Director, pero como el Director se fue por razones de salud, ella está a cargo). La verdad es que a ella casi no la quiere nadie, por no decir nadie. Sus políticas y su forma de trabajar no han gustado.

Pues hoy, la señora en cuestión, la Directora Encargada, convocó a una reunión Town Hall. Es como una reunión con todo el mundo en un auditorio como de teatro. Y, ¡oh sorpresa! En la reunión explicó una serie de cambios que podrían beneficiar a los empleados. Un poco la respuesta a muchas de las quejas que se oyen por todas partes. Un poco demasiado conveniente dada la encuesta que se le venía encima, ¿no? Entre los cambios, la idea de crear ciertos puestos nuevos en el departamento para que sólo personas internas a McGill puedan acceder a ellos y de esa manera permitir que la gente crezca en sus carreras. Es que es increíble que aquí haya gente haciendo la misma cosa después de 10, 20, 30 años y más. El número de puestos a llenar es de 5 o 6, ya no recuerdo.

Medio interesantes algunas posiciones (así llamo yo a los puestos en español por tratar de hacer una traducción literal). Analistas de negocios, arquitectos de software, líderes técnicos y otras vainas sofisticadas. Durante la exposición decido echarle un vistazo general a la audiencia. Me toca voltear un poco el cuello para poder hacer un paneo y ver las respuestas faciales en cerca de cien almas. Lo primero que se me ocurre es que no habría forma de competir contra tantos expertos, con tanta experiencia y con tanta cancha en el entorno (incluyendo por supuesto su natural dominio del idioma usado en el trabajo). Ni se me ocurre que pudiera aplicar a uno de los nuevos puestos.

Es que éste es el departamento de informática encargado de desarrollar, adquirir y soportar el software de una universidad con 32.000 estudiantes y 8.000 empleados. Además, es la universidad número 1 de Canadá en términos de calidad. Y la 17 ¡del mundo! (este año), lo cual no es poca cosa.

Hoy me convencí, no sé cómo, de arreglar mi hoja de vida para aplicar a uno de los puestos de analista, el paso siguiente natural para los programadores. Adrienne, la ex de Richard y quien trabaja aquí como Analista de Negocios, se ofreció a ayudarme. Siempre fue que me dio un par de buenos consejos. Algunos textos de la hoja de Fabricio, otros de mi propia inspiración y quedé listo para aplicar.

No apliqué. Creo que se me venció el plazo y las ganas. Es que no estaba tampoco tan seguro de querer pasarme a hacer un trabajo lejos de lo técnico, lleno de reuniones y documentos. El caso es que no lo hice y ya no hay nada que hacer.

Hoy llegó la nueva Directora del Departamento. ¡Por fin! La nueva CIO en propiedad resolvió el tema y es por eso que ahora tenemos dirección, también en propiedad, luego de más de un año, creo. Son nuevos aires y nadie puede saber si va a ser mejor o no, pero lo cierto es que la actual dirección y el ambiente general están lejos de poder ser peores.

Hoy publicaron una de las otras posiciones anunciadas, la de Gerente de Servicios de Programación (o algo así, aquí lo llaman “Manager, Programming Services”). De nuevo se me llena la cabeza de cucarachas (intenciones, deseos, miedos). En especial no puedo olvidar la cantidad de gente experta que va a aplicar, que necesitan el puesto y que además seguro se lo merecen. Y tampoco puedo olvidar lo bien que ellos se desenvuelven, repito, no sólo en el entorno sino con el idioma.

Porque yo sigo diciendo que no hablo inglés.

En mayo completo 5 años de estar trabajando en ese idioma, pero sé que eso no es suficiente. Aún hay montones de cosas que no entiendo cuando me hablan y montones de cosas que no sé cómo decir y que me toca siempre contornear para poder explicarlas. (Porque como no creo en eso de “perfeccionar” el idioma…). Y esa tendencia que tiene uno a compararse con los nativos y su forma tan fluida de expresarse y su extenso vocabulario y su acento y demás. Como si uno tuviera que hablar exactamente como ellos para poder comunicarse. (Complejo del Inmigrante, ¿otra vez?)

Hoy decidí que iba a aplicar. Es la curiosidad que me mata. ¿Cómo será el proceso? ¿Cuánta gente aplicará? ¿Qué preguntarán en las entrevistas? Pues un par de refinamientos más al résumé y a enviarlo por email (en inglés, el nombre de las hojas de vida es résumé, una palabra francesa con acentos y todo). Nada que hacer. El botón de enviar fue presionado hace un par de segundos y ya no hay vuelta atrás. Bueno, al fin y al cabo tampoco hay nada que perder. Seguro ni van a considerar mi hoja de vida.

Y es que el puesto no sólo es de un nivel superior sino que además es de “manager”. Es decir, no sólo hay que saber de lo técnico sino que hay que tener pericia en el manejo de personal, de proyectos, de presupuestos. Y hay que tener personal a cargo. ¡Y la responsabilidad!

(Lo que sí es cierto es que preparé mi hoja de vida lo mejor que pude. Hice mi mejor esfuerzo.)

Hoy me citaron a una entrevista para el puesto. La verdad es que fue toda una sorpresa. La fecha fue fijada para dentro de una semana. Decidí que ya que empecé el proceso, pues nada pierdo con ir. Cosa que de todas maneras no me quita los nervios. La entrevista es con la nueva directora del departamento, la directora asociada (la que no queremos y que ocupaba el cargo de directora antes) y el jefe de recursos humanos. Imagino que aunque programaron una hora, seguro salen de mí en menos de media y asunto concluido.

Hoy fui a la entrevista. Hora y media. ¡Qué vaina más difícil! No fue una entrevista. Fue un bombardeo. Hasta que de qué me iba a morir. No esperaba algo así. La directora asociada tuvo que retirarse media hora antes de terminar. La única buena noticia que me dieron es que la posición, que originalmente iba a depender de la Directora Asociada, ahora va a depender directamente de la Directora del Departamento. Claro que tampoco sé por qué lo bueno de la noticia si la posición va a ser para quien sabe quién. No puedo imaginar quien puede tener la capacidad para haber respondido en forma correcta semejante andanada de preguntas, de problemas hipotéticos y además haber propuesto las soluciones que ese jurado esperaba. Ayayay. Bueno, salí de eso y ahora puedo descansar del asunto. No deja de ser una experiencia realmente interesante.

(Lo cierto es que en la entrevista hice lo mejor que pude. Di lo mejor de mí.)

Hoy me llamó una de las funcionarias de Recursos Humanos para decirme que yo había pasado a la siguiente etapa y que necesitaba coordinar conmigo una cita para un par de exámenes escritos. No me lo esperaba. ¿Será que ponen a todo el mundo a hacer las pruebas escritas sin importar el resultado de las entrevistas? De pronto es una manera de garantizar más transparencia en el proceso por aquello de la pluralidad. Pues no hay de otra. Debo asistir y aguantarme el estrés que me causan los exámenes. ¿Y el tema? Ni idea. Bueno, mejor así porque entonces no tengo nada que preparar.

Me dieron media hora para el primer examen y una hora para el otro. El primero, relativamente trabajable. Un escenario en el que yo estuve enfermo durante una semana y al regresar me encontré con un montón de problemas y solicitudes. ¿Cómo organizaría usted su día y como asignaría las prioridades? El segundo, más complejo. Varias preguntas técnicas, muy técnicas acerca de tecnologías, estándares y casi que definiciones sobre cómo tomaría ésta o aquélla decisión en el caso hipotético de obtener el puesto.

El principal problema de un examen  escrito en inglés es el idioma. En serio. Bueno, el idioma y la falta de herramientas. Es que una cosa es escribir en el computador, con la ayuda de Word y de Google Translator y otra muy distinta en un papel y sin muchas opciones de corregir o reescribir un texto que no suena bien o algo. ¡Ay! Y la redacción y el estilo y otro mil de cosas que obviamente uno no tiene. ¿Me irán a entender algo?

El caso es que me salí de todo el asunto como en 50 minutos. Un viejo vicio de la universidad. Si uno no sabe mucho, pues para que gastar más energía y estrés en un examen esperando la inspiración del Sagrado Corazón de Jesús que casi nunca llega a menos que uno sea profeta o escritor de libros sagrados. Fue un descanso haber salido de eso. Otra suma más a la experiencia.

(Lo cierto es que en el examen hice lo mejor que pude. Hice mi mejor esfuerzo.)

Hoy estaba en la casa y me dio por leer el correo de McGill. Un mensaje venía de parte de la nueva directora diciendo que me iba a invitar a una reunión de seguimiento a la entrevista. ¿Una qué? No entendí ni jota. ¿Seguimiento de qué? ¿Cómo así que seguimiento a una entrevista? ¿Eso qué es? Pocos minutos después llegó la invitación a la reunión a través de Outlook. Una hora. Sólo con ella.

Pues con Juana le dimos vueltas al asunto y la única conclusión a la que pudimos llegar es que me había ganado el puesto. Si la reunión fuera para decirme que no fui aceptado, pues 10 o 15 minutos serían suficientes. ¿Para qué programar toda una hora? Sólo se me ocurre que ese tiempo y sólo con ella es para confirmar que gané el puesto y seguramente tendríamos una charla introductoria sobre mis nuevas responsabilidades. ¿O la negociación del nuevo salario?

Me equivoqué.

Hoy tuve la reunión y el puesto no es mío.

La directora dijo que yo era el candidato preferido. Dijo que yo NO tenía todo lo que se necesitaba para el puesto pero que podría tomar el riesgo y que yo también tendría que tomarlo. Que sería duro. Que ella me entrenaría. Que ella podría contratar a alguien de afuera con todas las calificaciones requeridas, pero que podría preferir intentar conmigo que ya estaba adentro y que conocía la cultura de McGill. El otro motivo de la entrevista era el de aclarar muchas de las respuestas que quedaron “cojas” en el examen. Tuve que explicar que no había sido posible plantear toda una estrategia para un puesto como ese, en una hoja de papel y en 60 minutos. Todo salió muy bien pero no había nada concluyente. Dijo que sería necesario pasar una entrevista con la CIO y que me citarían próximamente.

A propósito, la vieja me encantó. Súper agradable, inteligente, amable. No lo había percibido así en la primera entrevista.

(El caso es que en ésta entrevista di lo mejor de mí. Hice mi mejor esfuerzo.)

Hoy me llamaron para citarme a la entrevista con la CIO. Esta nueva entrevista es con ella y con la directora, nuevamente.

A esta altura del paseo, pienso que el asunto es un mero formalismo pero igual el pan siempre se puede quemar en la puerta del horno.

Hoy tuve la entrevista con la CIO y la Directora. Fue bastante interesante y hasta entretenida. Sólo espero haber dejado una buena impresión. El caso es que el puesto parece más complejo de lo que yo creía y que los cambios que ellas pretenden aplicar en la organización van a ser grandes. Me dijeron: te dejaremos saber “shortly” (pronto). ¿Eso viene siendo como cuándo más o menos? La ansiedad empezó a crecer. Conocidos cada uno de los pasos del proceso, suena a que un nuevo acontecimiento debería ocurrir antes de una semana.

(En esta entrevista también di lo mejor de mí. Mi mejor esfuerzo.)

Hoy han pasado casi una semana y media luego de la última entrevista y me encontré un mensaje en mi contestador de la oficina. La Directora quiere hablar conmigo.

Fui a hablar con ella. Buenas noticias: el puesto es mío.

PS. Hoy hace ya más de una semana que tuve la última reunión. En ella me habían hecho una oferta salarial que no acepté de forma inmediata. Hice una contraoferta y aún espero por una respuesta. Hoy me dieron la respuesta. Aceptaron mi petición.

24 comentarios:

  1. Excelente noticia!!!! Felicitaciones y firmeza para lograr el siguiente escalón!!! ASÍ SE HACE CAMPEÓN!!!!
    Jajajajja la palabra de verificación que me sale para publicar el comentario termina en CEO, sr la dejo ahí.

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones!!! que gran experiencia!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:36 p. m.

    Caramba Juan Diego, tremenda historia. Te soy sincero que a veces la redacciòn me dejò medio confuso, pero al mismo tiempo crecìa la incertidumbre de saber qué venìa luego...
    Un poco largo todo el cuento, pero lo màs importante es que tuviste un gran éxito y que sobre todas las cosas nos demuestras que SI SE PUEDE! y que hay que dejar de lado el complejo del inmigrante!.
    Felicitaciones y que tengas excelentes resultados en el nuevo puesto... todo un Sr. Gerente "inmigrante"...jajaja!
    Saludos,
    Sergio (Asì Veo y Vivo Canada)

    ResponderEliminar
  4. Vamos carajo! Felicitaciones amigo!

    vamos a tener que hacer otras arepas apra festejar, eh? ;)

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por los comentarios a todos.

    Guillermo, estoy listo para las arepas. Aquí o allá?

    ResponderEliminar
  6. Hombre Felicidades ! un gusto leer tu relato y terminarlo con tan buenas noticias !

    Sigue a delante Juan Diego !
    Saludos !

    Manuel

    ResponderEliminar
  7. Anónimo4:16 p. m.

    Hola Juan Diego,

    Excelente noticia, felicitaciones.
    Ahora, ya puedes comentarnos el mundo del 'management' en Canada.

    Salu2
    John

    ResponderEliminar
  8. Gabriel R5:00 p. m.

    Hola juan diego me uno al hilo felicitaciones, definitivamente si se puede! el tiempo y la constancia te dan la razon...suerte y exitos en tu nuevo reto.

    Saludos, gabriel r

    ResponderEliminar
  9. Anónimo6:43 p. m.

    un gran éxito que se debe ante todo al talento y trabajo del autor del bloq. No creo que sea solamente cuestion de vencer complejos sino que no todos tienen las mismas habilidades o capacidades. Un gran éxito que desgraciadamente para el 99 por ciento de immigrantes es algo casi impossible de lograr

    ResponderEliminar
  10. Juan Diego, muchas felicidades..realmente lo mereces¡¡

    ResponderEliminar
  11. Jajajaja excelente, felicitaciones me encanta leer es blog. Saludos Juan Diego.

    ResponderEliminar
  12. Juan Diego... Felicidades!!! Eres un berraco. Enorgulleces y con este testimonio le das moral a los que iniciamos el camino. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Excelente historia. Yo no leo mucho el blog (o es que los posts no son muy a menudo?) pero me parece muy inspiradora la historia!!!

    ja, tu no te atreves a mandar el CV en inglés? Que diremos todavía los que no hemos llegado? Yo tengo listos los CV en perfecto inglés y francés sin haber trabajado nunca en esos idiomas. Eso si, los voy a enviar y ten por seguro que daré lo mejor de mi en las entrevistas.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Cada vez que entro a este sitio recargo mis baterias, estoy todavia en el proceso de esperar citación a la entrevista, sigo informandome de todo lo que tiene que ver con Quebéc, y estos relatos de Juan Diego son muy inspiradores, la perseverancia del Sr Management es lo que lo ha llevado con el mayor de los meritos a estar donde esta. Felicitaciones, Exitos, y los mejores deseos desde la distancia....

    ResponderEliminar
  15. Pues muchas felicidades!, cada vez que te llaman a una nueva entrevista ya es una victoria! es como en los juegos de video, bienvenido al siguiente nivel, listo para el nuevo desafio?

    Exitos en su nueva tarea!

    ResponderEliminar
  16. Felicidades al nuevo "Manager, Programming Services" de la reconocida Universidad de MacGill. Te lo mereces!!.. que gran noticia!. Y que orgullo saber que un colombiano/pereirano ha logrado ocupar un cargo tan importante!. Mil gracias por compartir tu historia y muchas gracias por demostrarnos a todos los que estamos iniciando este proceso, que debemos dejar a un lado el Complejo del Inmigrante, arriesgarnos a demostrar siempre lo mejor de nosotros y valorar nuestra experiencia y conocimientos. De nuevo mis más sinceras felicitaciones!!.

    ResponderEliminar
  17. Felicitaciones! Muy de acuerdo, hay que lanzarse, las cosas no llegan a uno por si solas!

    ResponderEliminar
  18. Anónimo11:47 a. m.

    Excelente noticia, felicidades Juan Diego.

    Cristóbal Guerrero

    ResponderEliminar
  19. Mary13_1011:49 a. m.

    Hola Juan Diego, No pude haberme encontrado con una mejor historia el dia de hoy, es la primera vez que entro a tu blog, no lo conocia, y wowww que bien encontrarme de primeras con esta experiencia, Te encontre por Colombianos al canada, mi proceso es de apadrinamiento pero igual con todos los miedos de llegar a Canada (Toronto) y empezar en la busqueda de empleo. Tambien soy Ingeniera de Sistemas y tenia el mito que todassss pero todasssss las profesiones iba a ser complicado.. pero veo que no, como todo, encontrare barreras pero nac.. adelante..

    Mil felicitaciones y que bien recibir esa inyeccion de buenas energias el dia de hoy.. :D

    ResponderEliminar
  20. Hola Mary13_10. Tengo la teoría opuestamente contraria. Creo que para todas las profesiones hay empleos. Sólo se necesita gente que los quiera buscar. Y que lo hagan. (Excepción claro está de las que requieren aprobación de las órdenes y demás).

    ResponderEliminar
  21. Anónimo11:55 p. m.

    eso de que para todas las profesiones hay empleos contradice las estadísticas del gobierno donde muestran una tasa de desempleo más elevada para immigrantes en Canadá y en cualquier país. Es muy ilógico pensar que el individuo tiene toda la culpa si no tiene empleo, como si el sistema fuera algo perfecto. Qué pasa si estados unidos entra en recesión? que pasa si el precio del petroleo baja y quebec no recibe plata de alberta? que pasa si la piramide poblacional es mas amplia en la franja donde llegan los immigrantes de mas de 30? Creo que el problema es muchisimo mas complejo que actitud positiva y no se debe simplificar tanto. La misma universidad donde trabaja pereirano tiene una gran deuda por endeudamiento y tiene problemas con el sindicato de empleados. Si fuese tan sencillo integrar tantos immigrantes simplemente este pais tendría el doble de población.

    ResponderEliminar
  22. Es decir que deberíamos esperar tener algo así como el 8 o 9% de inmigrantes sin empleo? El fenéomeno que yo veo es el de la inmensa mayoría de ellos trabajando en oficios varios (diferentes al de su profesión). Conozco montones de historias de inmigrantes que se devuelven a sus paises sin haber intentado siquiera una entrevista, que por aquello de que les exigen "perfección" en el idioma. Discriminación, lo llaman.

    El sindicato de McGill (uno entre catorce que existen) está pidiendo mejores salarios y el que les mantegan el actual sistema de pensiones. Tiene algo que ver con el desempleo? No creo. Si no, entonces nos tocaría considerar las hambrunas en África también?

    ResponderEliminar
  23. Anónimo9:08 p. m.

    mil felicidades juan la verdad es que me he leido todo tu bloq el dia de hoy, estoy desde las 9 am y son las 8pm, sabes renuncie a mi empleo en un banco en honduras y siempre me llamo la atencion canada por eso empece a leer tu bloq, sabes hoy me llamaron para ser el administrador de una finca cafetalera y en eso no tengo nada de experiencia y por eso estaba pensando en no presentarme a la entrevista pero luego de leer tu ultimo post me doy cuenta que nada pierdo y trato de hacer memoria de mis trabajo en los cuales siempre me destaque como un excelente empleado, creo que lo que tu llamas el complejo del inmigrates es ingual al complejo de inferioridad que muchos vivimos en ciertas etapas de nuestras vidas dejandonos meter en la cabeza de que no somos capaces de hacer algo solo por que el resto del mundo lo considera asi cuando en realidad lo único que se necesita es creer en uno mismo y los mas importante INTENTARLO.

    ResponderEliminar
  24. JOHN JAIRO PUELLO10:49 p. m.

    Hace 10 meses pase la entrevista y obtuve el CSQ pero mejor aún justo el día anterior a la entrevista me entere que "VOY A SER PAPA" y me dedique a disfrutar esta nueva etapa olvidándome de todo el proceso de Canadá, mi bebe nació el pasado 28 de diciembre y ya nada mas me importa.

    Hoy regrese y me acorde de mi único contacto personal (amigo) en Canada JUAN DIEGO. No lo conozco, pero luego de leer sus experiencias en el blog y de intercambiar un par de correos (nuevamente gracias por responder mis dudas e incluirme en tu listado de correos) siento que este gran logro lo obtuvo no solo un compatriota o una buena persona sino un amigo.

    Me siento Orgulloso y te felicito por este nuevo logro. Esta noticia recarga las ganas de continuar el proceso que tenia en espera porque mi esposa embarazada no se podía hacer los exámenes médicos. pero desde mañana organizo todo los que me falta.

    NUEVAMENTE FELICITACIONES!


    Hasta hoy regreso decidi leer

    ResponderEliminar