viernes, diciembre 07, 2007

Las últimas

Tiene razón el corresponsal de la capital de la hermana república "bolivariana": los tengo medio olvidados.

Que pena. Es que es mucho el agite. He estado trabajando como negro en McGill y en las noches en lo de Plumeus. Eso, sumado a los demás compromisos cotidianos, mercado, vueltas de banco y uno que otro compromiso social, me absorbe de manera total.

Hoy (viernes, 10.24 pm) saco un respirito y eso porque no tuve ningún tiempo para Plumeus y estoy medio tratando de relajarme.

Durante 3 días, trabajé 10 horas diarias en McGill y mañana sábado me toca volver. Tenemos una pequeña crisis y Fabricio, mi jefe y amigo, es super responsable y está empeñado en resolverla mucho antes de lo que cualquiera se imagine. Dice que es su pellejo en juego y tiene razón.

Por supuesto la mejor noticia es la llegada de Juana. Hablé con ella hace un rato y estaban medio terminando la parranda en la casa del papá. Serenata, amigos, familia (incluida su hermana que vino desde Cali). Como que bastante emotiva la cosa.

Ella sale madrugada para Bogotá, mañana sábado. A media noche está tomando su avión para Toronto.

El domingo espero abrazarla durante todo el día.

Amigo corresponsal, se me escapa algo?

2 comentarios:

  1. Anónimo10:34 a. m.

    jejeje!!
    nada Juan D, por ahora, sabemos que te va muy chevere!.. y que la cosa siga asi!!!

    ah! soy, la corresponsal!

    muchos saludos!
    Maria Soledad, desde Caracas.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades Juan Diego¡

    ResponderEliminar