domingo, julio 15, 2007

El crédito, el padrinazgo y Lisandro Meza

Empiezo por hablar sobre el crédito. Acá es muy importante tener crédito, entendido como credibilidad. Ya había mencionado que incluso para obtener un empleo, los recultadores consultan las bases de datos del sistema financiero y hasta las multas de tránsito acumuladas.

Yo recomiendo que tan pronto como se tenga el primer empleo, se saque una, y tan solo una, tarjeta de crédito. No para endeudarse, sino para ir haciendo historia de crédito. La idea es usarla para hacer las compras, pero pagarla al otro día de la compra. Para no generar intereses.

Ni se diga de una cuenta bancaria. Esa sí debe abrirse tan pronto como se llega.

Yo fui a buscar un crédito para la compra de un carro usado. Se supone que como era con el mismo banco donde tengo la cuenta, pues no era sino hacer la solicitud por Internet. Pues no. Me mandaron un correo y me mandaron a cualquier sucursal. Dizque para asuntos de la identificación.

La señora que me atendió me hizo una entrevista casi de trabajo. Me preguntó de todo. Cuando supo que apenas hacía un año había llegado, empezó a hacer caras. No, pero es que usted apenas llegó. Y hace cuánto que tiene la tarjeta de crédito? Pues hace un año. Ah no, uno debe tener la tarjeta siquiera durante 2 años y luego si puede de pronto pedir un préstamo.

Déjeme yo le hago una evaluación preliminar para ver. Y cuánto lleva en el empleo que tiene ahora? Ah, ese es el problema. Por eso lo hicieron venir a la oficina. Es que usted lleva muy poquito tiempo. Muy difícil la cosa.

Bueno, claro que la evaluación preliminar salió bien. Si quiere, hacemos la solicitud de un marge de credit. Es como un crédito rotativo. Le dan a uno un margen de dinero. Uno paga cada mes los intereses y lo que quiera de capital. Lo que pasa es que es un privilegio. Normalmente uno debería empezar por un préstamo convencional pequeño.

Bueno, la cosa terminó en que la señora quedó sorprendida con mi reporte de deudas (0$) y el manejo que tengo del crédito (que es sólo el que he hecho con la tarjeta). El computador, y no ella, finalmente me aprobó una suma buena, en marge de credit. Muy bueno, porque lo uso sólo cuando lo necesite y no se paga nada mientras. Vamos a ver.

Lo del padrinazgo sí que va bien. Dentro de lo presupuestado, Québec me escribió mandándome los formularios que debía llenar y los que debía enviarle a Juana a Colombia para que ella llenara y firmara y me volviera a enviar, para que yo reenviara todo junto.

Acá va uno de esos trucos que valen la plata que no recibo por ningún lado. Como yo ya había leído en Internet sobre el tal formulario que debía ir y volver, pues ya lo habíamos hecho. Hace más de un mes que un amigo me lo había traído ya firmado y todo.

Me tocó adjuntar una prueba de que vivo en Québec. Envié copia de la factura de la electricidad, del contrato de arriendo y un certificado del trabajo. Los formularios, realmente simples. El jueves mismo ya estaba en el correo el paquete. El pago, 250$ más, no reembolsables. Menos mal que se podían pagar con tarjeta de crédito con otro formulario simple. Otra razón para tener tarjeta de crédito. Es la forma más simple de pagar cualquier cosa.

Se supone que en 20 días hábiles tenemos una respuesta, que podría incluir el CSQ. Ellos notifican a la embajada en Colombia, con lo cual no nos queda nada más por hacer.

Me habían prohibido contarles que ya había llegado la notificación de recibo por parte de la embajada, allá en Colombia. También pidieron pagar como $29.000 dizque para el estudio de seguridad. Nosotros tomamos la decisión de enviar el pasaporte, sin que lo hubieran pedido. En otra ocasión ya había funcionado ese truco con otros amigos. Así que hechas estas cuentas, no queda nada pendiente. Sólo esperar.

Cómo se imagina uno que pueda irse a un lago, alejado de un pequeño pueblo a más de 100 kms, que a su vez está alejado de Longueil, que ni siquiera es Montréal y que pueda ir uno a un pequeño bar dizque a oir música quebequense y de pronto el cantante diga que quiere cantar una canción popular colombiana de un autor llamado dizque Lisandro Meza y termine cantando "Ni que estuviera loco". Pues ni que estuviera loco.

Fue una soirée muy chévere. El tipo resultó hablar el mejor español que le haya oído a un extranjero. Fue un paseo muy rico a Estman, al chalet de mis amigos quebecos.

Ahí me desatrasé, para que no digan lo que dijeron el otro día.

2 comentarios:

  1. cindy tatiana zapata7:13 p. m.

    hola juan me alegra saber que te está yendo bien, pero tengo una pregunta para hacerte, ya nos llegaron a mi esposo y a mi la orden para los exámenes médicos, pero tambián nos piden el pago de los derechos permanentes y el envio de los pasaportes originales, cuanto tiempo se puede demorar el recibir la visa?. te agradezco tu colaboración y disculpa tanta molestia.

    ResponderEliminar
  2. Hola, ya que hablas de padirnazgo quisiera preguntarte como provaste tu solvencia financiera para respaldar a tu esposa por 3 años, es decir con una declaracion de renta que pruebe tus ingresos anuales??? o como???

    muchas gracias

    ResponderEliminar